Skip to main content

Style Options

Layout Style

Colors schema

Direction

Oficina : +(52)33-3040-0746 / +(52)33-3040-0747 info@imeplan.mx

ENTREVISTAS

 

Oct 22, 2020

Cooperativas de pescadores en Cajititlán

Equipo: 
Imeplan
muelles en cajititlán
 

Publicado: 12 Abril 2018

 

La pesca es una de las actividades que más se han visto afectadas ante el conflicto de polución por descargas de aguas residuales en la Laguna de Cajititlán. Lo que ha decrementado los niveles de oxígeno dificultando la subsistencia de flora y fauna dentro de ella. En lo que va de esta década, los pescadores han visto limitadas sus oportunidades de subsistir a través de esta actividad, al llegar al punto de recibir apoyos económicos como medida de compensación ante dicho conflicto ambiental.

Al respecto, como parte del análisis para el entendimiento de los desafíos que afronta el sector rural en el Área Metropolitana, la sesión de trabajo llevada a cabo en el recorrido de la Ruta 2042 en la Laguna de Cajititlán consistió en conocer la postura ante este conflicto de parte de las cooperativas de pescadores de la Laguna de Cajititlán, identificando por una parte el arraigo que genera esta actividad y cómo esto influye en los esfuerzos por la mejora y conservación de las condiciones ambientales y por otra parte, la organización y  prácticas alternas que han emprendido para continuar con su organización, a pesar de la nula pesca actualmente, por lo que este artículo reporta la condición actual de la producción piscícola en la zona.

La Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado de Jalisco (SEDER), publica  el 29 de agosto del 2013 los “Lineamientos de operación para la indemnización de los pescadores de las cooperativas pesqueras y uniones de pescadores de la Laguna de Cajititlán”, y a la vez comienza en el año 2013 a otorgar apoyos. A través de este documento, la SEDER identifica las principales causas inmediatas que han afectado el desarrollo de esta actividad. Por un lado, el insuficiente tratamiento de aguas residuales que se vierten en la Laguna genera condiciones adversas para la reproducción y propagación de la Tilapia gris, principal especie explotada y por otro lado, la reducción en el nivel de agua de la laguna.

Actualmente existen 4 cooperativas pesqueras que previo a su constitución, eran grupos organizados de pescadores que bajo el consejo de SEDER optaron por migrar a constituirse como cooperativas por los beneficios económicos que los programas gubernamentales otorgan a estas organizaciones.

 

De las cuatro cooperativas enlistadas sólo se pudo establecer contacto con los presidentes de las primeras tres, con los cuales se llevaron a cabo conversaciones

  • Cooperativa “Pescadores de Cajititlán”, integrada por 70 pescadores.

 

  • Cooperativa de Cuexcomatitlán “El Bagre y La Carpa, S. de R.L.”, integrada por 43 pescadores.

 

  • Cooperativa de “San Lucas Evangelista”, integrada por 39 pescadores.

 

  • Cooperativa de “San Juan Evangelista”, integrada por 42 pescadores.

 

 

Como parte del problema que enfrentan, los presidentes de las cooperativas coinciden que el modelo de urbanizaciones a manera de fraccionamientos que se ha permitido de manera descontrolada en el municipio de Tlajomulco ha permitido que un amplio sector de población del AMG tenga acceso a la vivienda. Sin embargo, ha perjudicado el ecosistema de la Laguna de Cajititlán, ya que gran parte de las descargas de dichos fraccionamientos terminan ella. De la misma forma, mencionan que el municipio ha emprendido acciones al respecto habilitando plantas de tratamiento, no obstante, de acuerdo a información municipal, se identifica que las plantas que operan en torno a la laguna reciben agua residual provenientes de San Miguel Cuyutlán, Cuexcomatitlán, Cajititlán, San Juan Evangelista, cabecera municipal y fraccionamientos contiguos (Mapa 1).

 

 

47

Mapa 1. Localidades y colectores en torno a la laguna de Cajititlán.

Fuente: imeplan con información proporcionada por los municipios. Para descargar, haz click aquí

 

Otra de las acciones que el municipio ha emprendido para la mejora ambiental ha sido la habilitación de dos humedales, de los cuales es pertinente realizar un análisis específico para la evaluación de su impacto. Es a través de estas acciones que en conjunto se busca rehabilitar el vaso lacustre, no obstante, para los pescadores parecieran no ser las medidas necesarias, ya que no han observado ninguna mejora en la reproducción de la fauna.

                                                                                                         

Lo cierto es que las medidas del municipio para sanear el agua de la laguna llevan poco tiempo y se trata de procesos de saneamiento largos. Moisés, presidente de la cooperativa de pescadores en San Lucas Evangelista, sabe que los procesos de saneamiento toman tiempo, pero recalca que ni con las mediadas municipales de saneamiento se va a lograr reestablecer la laguna ya que las plantas tratadoras instaladas en las orillas de la laguna no tienen la capacidad de tratar toda el agua que les llega, cuestionando el periodo necesario para aspirar a un saneamiento real de la laguna. Además, refiere que las prácticas agrícolas en las inmediaciones de la laguna generan escurrimientos de agroquímicos durante la temporada de lluvia que tampoco reciben algún tipo de tratamiento. 

 

“Actualmente, a pesar de que los pescadores no realizan su actividad principal, las cooperativas no se encuentran inactivas” como menciona Miguel Portillo presidente de la cooperativa de pescadores de Cajititlán. Es decir que, aunque no se encuentran realizando actividades de pesca dentro de la laguna, siguen estando organizados y sesionado, debido a que no se pueden permitir disolver las cooperativas, ya que sin ellas se terminaría de percibir el dinero de los programas de apoyo por parte del Gobierno Federal y Estatal, el cual a falta de actividad pesquera utilizan pata sustentar a su familia, mientras que las medidas de rehabilitación les permiten regresar a la pesca.

Los tres presidentes entrevistados coincidieron en que dicho apoyo resulta insuficiente respecto a lo que percibían con la pesca (el apoyo Estatal consiste en dos salarios mínimos al día, depositado cada mes y condicionado a la disponibilidad presupuestal de la SEDER), por lo que en su mayoría los pescadores ahora se dedican a laborar en otros sectores como albañiles, músicos, homeópatas, etc.…. Al dedicar su tiempo a otras actividades, la cooperativa de pescadores ha estado perdiendo actividad ya que sus integrantes poseen muy poco tiempo para dedicarse a la gestión y fortalecimiento de su organización. Es así que han perdido oportunidades de acceder a más programas de apoyo, por ejemplo, este año, por falta de cumplimiento de requisitos, no pudieron acceder al programa federal denominado Propesca, que busca dar un apoyo económico hasta de 8,000 pesos y talleres de capacitación para los pescadores ribereños y de aguas interiores.

 

Por su parte, el municipio de Tlajomulco de Zúñiga ha buscado alternativas de ayuda económica hacia los pescadores. Miguel Portillo, presidente de la cooperativa de pescadores en Cajititlán mencionó que hace un año el municipio los apoyó creando una granja acuícola, pero como fueron solo dos estanques para 70 socios, únicamente se vieron beneficiados 20 pescadores. De acuerdo a su testimonio la falla en el proyecto radicó en la poca intervención de los pescadores durante la planeación de estos estanques, debido a que, durante la utilización de terrenos para renovación del Malecón de Cajititlán, la cooperativa perdió la “Casa de Pescadores”, lugar donde se reunían a dialogar el proyecto, quedando sin un espacio de intervención. Aunado a esto se intentó buscar extender el proyecto por parte de la cooperativa, encontrando impedimentos al no contar con los recursos económicos para adquirir los terrenos en donde colocar más estanques, por lo que el proyecto de las granjas acuícolas se volvió inviable para la cooperativa de Cajititlán.

 

En Cuexcomatitlán la alternativa de producción acuícola en granjas pareciera ser una solución más viable, el presidente de Cooperativa de Cuexcomatitlán mencionó que hace un mes y medio entraron al proyecto de granjas acuícolas y ya tienen 4 estanques construidos. Se construyeron en articulación con el municipio bajo el acuerdo de que se construirían 4 estanques con la condición que la cooperativa construiría 2 más.

 

Al comienzo del proyecto estaban involucrados los 43 pescadores que conforman la cooperativa, pero debido a la solicitud de aportaciones económicas para la realización de las granjas acuícolas, únicamente quedan 20 manteniendo los estanques.  A lo anterior, se suma que los estanques tienen una eficiencia de 0.3%, ya que solamente producen 3 kilos por estanque, mientras que la capacidad de producción para lo que están diseñados es de una tonelada, manifestando así la urgente necesidad de capacitación para lograr explotar los estanques de manera correcta.

 

Para la cooperativa de Cuexcomatitlán, esta manera de producción (granja acuícola) les parece ser la alternativa a la problemática de la pesca, sin embargo, tienen claro que es una alternativa temporal ya que el objetivo principal es buscar la rehabilitación de la laguna para volver a pescar dentro de ella.

 

Moisés. Presidente de la Cooperativa de “San Lucas Evangelista”.

Imagen 1. Moisés. Presidente de la Cooperativa de “San Lucas Evangelista”.

 

No obstante, los problemas, hay optimismo en los pescadores de las cooperativas en torno a la mejora de la condición de la laguna y así poder regresar a su principal actividad productiva, esto se debe en gran parte a la historia de la pesca en la laguna: no es la primera vez que esta actividad se encuentra vulnerada.

 

En retrospectiva, Miguel Portillo menciona un periodo en el cual se intentó desecar la laguna con fines de agricultura, no obstante, la convergencia y volumen del flujo de los arroyos impidió conservar la actividad agrícola de forma permanente . A partir de este proceso, San Miguel Cuyutlán y San Lucas Evangelista dirigieron su vocación productiva hacia la agricultura y ganadería, y se distanciaron de las actividades pesqueras y artesanales1.

 

Esta situación aún acarrea conflictos para la laguna debido a que cuando esta quedó seca, la superficie del lecho fue repartida. El conflicto reside en que una vez que el agua volvió, los propietarios aún reconocieron la tierra que se les cedió. Lo que genera otro punto de presión para la conservación de la laguna, ya que se identifica que hay procesos de venta sobre estas superficies consignando la superficie lacustre como parte de la venta, lo que promueve la disminución del cuerpo de agua a través del relleno, para hacer uso de la superficie adquirida.


 

 

Miguel Portillo. Presidente de la Cooperativa “Pescadores de Cajititlán”.

Imagen 2.  Miguel Portillo. Presidente de la Cooperativa “Pescadores de Cajititlán”.

 

Sin duda, el momento negativo para las personas que hace 10 años podían vivir de la pesca, no mata la esperanza de algún día volver a vivir de la laguna. Los pescadores no se dan por vencidos, y a pesar de la falta de recursos, no es una opción disolver la cooperativa ya que esta va más allá de una asociación. Muchos de ellos la consideran parte de su familia y se apoyan de esta para formar su patrimonio. Aunado a estos elementos, la cooperativa funge como organización de presión civil, ya que ellos forman parte de las voces que se manifiestan ante los atentados medioambientales que afectan a la laguna, por lo que son partícipes de los esfuerzos en el saneamiento y en la preservación de una costumbre que ha sido parte de la historia de los poblados de la ribera.

 

Referencias:

1. Velázquez-López, L.; Ochoa-García, H. & Morales-Hernández, J. (2012) "Agua y conflictos ambientales en la ribera de Cajititlán, Jalisco". En Tetreault, D.; Ochoa-García, H. y Hernández González E. (Coords.) Conflictos socioambientales y alternativas de la sociedad civil. Guadalajara: ITESO.

 

 

Gastón González Pimentel es alumno de la Licenciatura de Ingeniería Civil por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente. Observador y curioso a cualquier situación, busca entender la dinámicas que conforman una ciudad. Ha trabajado en  desarrollo de proyectos de edificación y es ahora Colaborador de proyectos IMEPLAN. Ferviente aprendiz de la gestión territorial para el desarrollo social.

Iván Alejandro Hernández Cruz es urbanista por la Universidad de Guadalajara (UdG).

Ruta 2042

1

Nueva Israel (Tonalá)

En agosto de 2017, la Ruta 2042 realizó una jornada de trabajo en este enclave localizado al noreste de la metrópoli como parte del diagnóstico en torno a los Asentamientos Irregulares en el AMG.

Poblador Agua Escondida

Localidad Agua Escondida, Zapotlanejo.

Este producto se enmarca en una serie que busca caracterizar la problemática de los asentamientos de origen irregular en el Área Metropolitana de Guadalajara.

san gonzalo, banco de material

Bancos de Material

¿Qué sucede cuando se dejan de extraer materias primas de los Bancos de Material?

Notas relacionadas

Laguna de Cajititlán

CAJITITLÁN: Crisis ambiental.

En los últimos años, la Laguna de Cajititlán ganó protagonismo debido a la contaminación hidríca a la que ha sido expuesta, la problemáticas continúan.

Comparte para ayudarnos a construir la ciudad

 

© D. R. 2015 todos los Derechos Reservados IMEPLAN

Aviso de Privacidad Integral