Skip to main content

Style Options

Layout Style

Colors schema

Direction

Oficina : +(52)33-3040-0746 / +(52)33-3040-0747 info@imeplan.mx

ENTREVISTAS

 

Oct 30, 2020

Paracaidismo: Plaza Cívica La Capilla

Una radiografía a nivel de calle.

Equipo: 
Imeplan
Discusión en la Plaza Cívica de La Capilla
 

Publicado: 08 Junio 2017

 

El 19 de mayo instalamos el Nómada en la plaza Cívica de la Capilla. Mientras,  parte del equipo del Imeplan recorría diversos fraccionamientos aislados en las inmediaciones de la centralidad, entrevistando y registrando la forma en que se han desarrollado estas nuevas comunidades. Desde la instalación, discutimos con habitantes del pueblo sobre sus problemáticas, su visión respecto a la forma en que el ayuntamiento ha intentado solventarlas y la relación que se tiene con los habitantes de los fraccionamientos. Algunos indicios muestran la existencia una relación estrecha; pero una relación de segregación, una relación desde la distancia y el prejuicio.

En nuestro país tendemos a normalizar y ver lo inusual como el pan de cada día. Así, la Capilla carece de numerosos servicios básicos, como muchas otras localidades o desarrollos inmobiliarios creados en años recientes. Las opiniones recabadas y presentadas a continuación quizá alarguen entonces la lista de testimonios que dibujan una metrópoli cada vez más desigual. Aun así, el diálogo da indicios de la existencia de tensiones de distintas escalas y diferentes características. Por un lado, están las tensiones que podrían considerarse ya como conflictos. Por otro, están las tensiones que son un vaivén entre la percepción y la realidad y que permiten desafiar los prejuicios y supuestos construidos sobre las prioridades del desarrollo.

Primero, entre las múltiples personas entrevistadas, la principal  constante en la conversación es el agua. En La Capilla, llega en tandeos cada doce o quince días: el pozo de la localidad “está muerto” desde hace varios años. Para Guadalupe Cortés, no tener agua y depender de las pipas es un calvario. Desde no poder lavar la ropa y los trastes hasta ver cómo se mueren todas las plantas.

 

El operador de la pipa guarda la manguera después de abastecer una casa
El operador de la pipa guarda la manguera después de abastecer una casa

 

Guadalupe se encarga del comedor social que el DIF municipal tiene en la localidad. “Parece que el pozo ya no se recupera. Encontraron tres corrientes para uno nuevo, pero donde las hallaron es propiedad privada y no quisieron ni vender”. En esta administración, el presidente municipal inauguró ya un nuevo pozo para abastecer la población de la zona. Al ubicarse dentro de uno de los fraccionamientos, se han generado conflictos sobre quien tiene o no  derechos sobre él.

– Doña Lupe, aquí en Valley (forma en que se refieren al fraccionamiento Residencial La Capilla) diario tienen agua, también en los girasoles – comenta María Sotelo. En los Sabinos tampoco carecen de agua.  Guadalupe comenta que al día siguiente de la inauguración del pozo, varias mujeres del fraccionamiento Residencial La Capilla se pusieron de acuerdo. Con palos y piedras no dejaron entrar las pipas. “Salieron del fraccionamiento mujeres, hombres y niños y no dejaron entrar a nadie, a pesar que el presidente nos gritó que el pozo era también para La Capilla".

De acuerdo a información recabada directamente del municipio en 2016 por el Imeplan en el marco del Programa de Desarrollo Metropolitano, la cobertura de agua potable es completa tanto en la localidad como en los fraccionamientos. Por los comentarios recabados durante la visita de la ruta 2042 podemos inferir que existe la infraestructura de conducción pero la cantidad extraída no es suficiente para abastecer a toda la población. De acuerdo a la información otorgada por el municipio, en 2016 la localidad de La Capilla no tenía que recurrir a la distribución mediante pipas, información que contrasta con lo percibido durante la visita en sitio.

 

Cobertura e infraestructura de agua potable. Fuente: Imeplan.
Cobertura e infraestructura de agua potable. Fuente: Imeplan.

 

En segundo lugar, la carencia de atención médica es otro punto en común. En palabras de Guadalupe, “no tenemos doctores, si a medianoche pasa algo, el que tiene carro corre. A veces se agarra uno a vómito y no hay nadie que te ayude”. El centro de salud ubicado en la localidad es atendido por un pasante la mitad del día, hasta las tres de la tarde. Aquellos que no están inscritos al Seguro Popular, no pueden recibir atención y se tienen que ir, como puedan, a Tlajomulco o a la cabecera de Ixtlahuacán, “ni una pastilla te pueden dar”. En la entrada al fraccionamiento de Sabinos I, junto a al pozo recién inaugurado, se encuentra la clínica familiar número 81 del IMSS. Poder gozar de sus servicios es para los habitantes de la Capilla complicado. Por su ubicación y porque requieren estar inscritos en el IMSS y asociados a esa unidad en específico.

Entre la salud y la escasez de agua dentro de la localidad se cuelan problemáticas asociadas al medio ambiente. Junto a La Capilla corre tanto el Arroyo de los Sabinos como el canal que va de Atequiza a Guadalajara. Ambos cauces reciben descargas de todo tipo a lo largo de su recorrido. Para María del Carmen Bravo, regidora de Ixtlahuacán de los Membrillos y mejor conocida como Nina,  la prioridad en cuanto a la infraestructura es actualmente un drenaje. “No se cuenta con una planta de tratamiento y todo se va al canal”. Comenta que se construyó una para los fraccionamientos hace poco, pero debido a que se trata de una inversión importante, el proyecto actual se limita a la obra de conducción: “sólo darle salida”. Junto con la oficina de cooperación internacional del Reino Unido se trabaja en el proyecto de un humedal como alternativa a una planta. Al parecer, los humedales se convierten en una solución popular en la región, así como una alternativa económica para la limpieza de las descargas domiciliarias.

Discusión en la Plaza Cívica de La Capilla
Discusión en la Plaza Cívica de La Capilla

 

Por lo pronto, y a pesar de que los habitantes de La Capilla opinan que el arroyo sigue estando muy bonito, custodiado por enormes sabinos con más de cien años y con un andador en ambos lados, “el agua no sirve, no esta buena”, retomando las palabras de Guadalupe Cortés. En cuanto al canal, “basta con acercarte para salir sin greñas, cuando antes nomás hacía un poco de calor y estaba lleno de chiquillos”, comenta Carmen Uliches.

Pero la contaminación de los cauces, un fenómeno que se repite en toda la metrópoli, no es la única posible fuente de vectores y enfermedades. María de Jesús no duda su respuesta cuando se le invita a generar una propuesta para La Capilla.  “Yo me doy con que quiten el panteón radioactivo”. María de Jesús Adame es maestra y está convencida que el terreno utilizado por una industria siderúrgica en las afueras de la localidad está al origen de las altas tasas de cáncer y enfermedades renales. Ella, cuatro de sus familiares, dos hijos de una de las asistentes y otra de las mujeres que discuten en la mesa tienen algún tipo de cáncer.

“Al otro lado del canal, rumbo a la Alameda,  todo el terreno de la siderúrgica está lleno de celdas, como les dicen. Les ponen plástico negro, luego le echan lo que traen los camiones, en la noche y a deshoras,  y luego les echan tierra. Son unas fosas enormes y ya tienen mucho terreno comprado”.  María va de paso. Recuerda como el caso estuvo cubierto por Canal 42 después de que dos hermanos fallecieron súbitamente. Eso hace ya siete años. “Vinieron a sacarlo a la luz pública pero le dieron carpetazo”. En la conversación que se genera, se comenta que el pozo de agua que se utilizaba para abastecer a la comunidad está a tan solo 500 metros.

– ¿Ustedes creen que esos pozos que está haciendo la siderúrgica  nos están afectando? –pregunta Guadalupe más tarde, cuando María de Jesús se ha retirado y han llegado otras mujeres.

– ¿Usted cree que no nos van a afectar? -- responde convencida María Lourdes Vargas–Si por abajo corren las corrientes de agua y todo, ¿no? Yo me imagino que sí, pero en mi ignorancia yo pienso, no sé.

Arroyo “Los Sabinos”
Arroyo “Los Sabinos”

 

La ignorancia de María de Lourdes está lejos de ser tal. Tanto las descargas en cauces como el tratamiento de residuos tóxicos tienen una supervisión y vigilancia escasas y limitadas en toda la metrópoli. Los puntos de contaminación de este tipo pueden tener sin problemas grandes áreas de influencia, dependiendo del contexto hidrogeológico. De acuerdo a los habitantes que forman parte de la discusión, el depósito no se encuentra en el municipio de Ixtlahuacán, pero el de Tlajomulco de Zúñiga.  


Nina menciona que en los acuerdos del municipio está estipulado que se tiene que llevar a cabo la vigilancia necesaria para que las industria implantadas en el municipio estén dentro de la norma. Termina mencionando que es muy complicado cuando se trata de empresas grandes, “en muchos casos lo que hacen es darse la vuelta y decir: no, no contamina.” 

 

María Lourdes Vargas G.
María Lourdes Vargas G.

 

Luego,  la movilidad es limitada tanto para La Capilla como para los fraccionamientos circundantes. Moverse a Guadalajara exige una hora y media de espera, el tiempo del trayecto  y un costo de 12 pesos: toda la raya se queda ahí. Para utilizar la línea de El Salto, es necesario subirse a un camión que ya va lleno desde su origen, frente a la puerta de Sabinos I. “Por los horarios, a fuerzas se van así”, comenta Antonio Rizo.

Antonio vive y trabaja en La Capilla. Justamente porque existían facilidades en el transporte - una ruta directa - estudió en Ixtlahuacán. Su madre agradece no tener que ir a Guadalajara tan seguido, “compramos lo que necesitamos en el tianguis o vamos a El Salto en moto.” Él se considera afortunado de sólo tener que ir de vez en cuando al cine o hacer algún pago en una tienda.

Por otra parte, ir de los fraccionamientos a La Capilla es un peligro latente. “Todas las personas que van a los fraccionamientos están expuestas y ha habido muchos accidentes”, comenta la regidora Nina. Actualmente se ha construido un andador para llegar al conjunto de Girasoles y luego a los Sabinos, hacia el sur. Las discusiones indican que, fuera de los días de fiesta, es muy poco común ver personas de los fraccionamientos en el pueblo.

 

Antonio López Rizo, María del Carmen Rizo y Carmen Uliches.
Antonio López Rizo, María del Carmen Rizo y Carmen Uliches.

 

Algunas problemáticas afectan a todos por igual, pero hemos visto que existen tensiones entre los municipios y los habitantes de La Capilla. La escasez de agua no persiste en los fraccionamientos, y algunos de ellos cuentan con clínicas recién construidas. Existen además otros indicios de tensión. Nina comenta que en la escuela del Rodeo, los niños del pueblo y los de Sabinos IV comparten instalaciones en turnos distintos. Las familias de los primeros se han molestado debido a la forma en que, en su opinión, los segundos han maltratado el mobiliario y las instalaciones.

Además, parece que existe un sentimiento de invasión.  Algunas de las personas entrevistadas creen que desde la construcción de los fraccionamientos, ha aumentado la tasa de robos. “Decimos, bueno yo digo, que viene mucha gente que no conocemos”. Comentarios de este tipo contrastan con aquellos que dudan que los autores de los robos sean foráneos, ya que es necesario conocer los hábitos de las personas para saber cuándo entrar a robar. Por otra parte, estos mismos comentarios se ven llevados al extremo al juzgar a los habitantes de los fraccionamientos como “lo peor de la ciudad”. Se trata de juicios morales que no pueden llevar a otro lugar que a la segregación. Sin llegar a ese nivel, Nina cree que si existe una separación: “lo vemos en las fiestas patronales, viene mucha gente de otros lados que no conocemos, que nunca hemos visto”.

 

Nina, regidora de Ixtlahuacán de los Membrillos.
Nina, regidora de Ixtlahuacán de los Membrillos.

 

Sin hablar de algún tipo de superioridad moral, es evidente que La Capilla goza de un sentido de comunidad mucho más fuerte. En palabras de Nina, “el dolor de uno, es el dolor de todos”. Tal frase no es el resultado de un discurso bien preparado, sino de años de convivencia, generación tras generación. Se trata de una estructura social que contrasta con las relaciones en muchos de los fraccionamientos de creación reciente, en donde generalmente hay una gran población flotante, poco tiempo para conocer a los vecinos, o necesidad de organizar  fiestas patronales. 
Es aquí en dónde encontramos otra escala de tensión. ¿La distribución espacial de las inversiones realizadas por las instancias gubernamentales favorece una relación de comunidad? El ejemplo de la centralidad emergente  La Capilla muestra que la respuesta es en ocasiones negativa. La centralidad si goza de ciertas características de un “centro”. Ideológicamente, sigue siendo el lugar de las fiestas. Pero pocos son los intercambios que se realizan entre los habitantes del pueblo y aquellos de los fraccionamientos. 


Cuando se le pregunta por el mayor orgullo de su localidad,  Guadalupe responde que le gusta todo. “Se disfruta su gente, sus tradiciones, sus fiestas. Todavía tiene muchos valores básicos”.  Esa es la respuesta de Ricardo Rayas y quizá, sería similar a la  de muchos otros mexicanos. Por supuesto, también de aquellos que viven en los fraccionamientos. Se trata de una última tensión, ante una realidad complicada, aún en un entorno con índices importantes de violencia y marginación, como lo pueden ser algunos fraccionamientos, siempre se encontrarán aquellas personas que se consideran felices y gozan vivir tranquilos. 


Se trata de una valoración moral, pero sin duda positiva. A través de un buen diseño urbano, y mediante sistemas de gestión que respondan al interés público,  es posible orientar las inversiones - en equipamiento, en espacio público, de implantación industrial - y en especial el desarrollo urbanístico, para que todos puedan gozar de una forma equitativa de los servicios de la nueva infraestructura, y al mismo tiempo,  mantener las mejores características de la identidad de un sitio.

 

Paracaidismo: una radiografía a nivel de calle. Edición No. 1: La Capilla, Ixtlahuacán de los Membrillos
Paracaidismo: una radiografía a nivel de calle. Edición No. 1: La Capilla, Ixtlahuacán de los Membrillos


 

Juan Ignacio Orozco Seifert es Ingeniero Civil por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). Sospecha que nunca conocerá su verdadera vocación, pero hace lo que le gusta. Ha trabajado en oficinas, talleres y redacciones. Actualmente es Líder de Proyectos  en Imeplan.  @JuanOrozcoSf

Ruta 2042

FRACCIONAMIENTOS DE LA CENTRALIDAD EMERGENTE LA CAPILLA

En el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, se localiza la centralidad emergente “La Capilla”, enclave en el que se asientan diversos fraccionamientos con condiciones importantes de marginación y vulnerabilidad.

Edificios en Huerta Vieja

Huerta Vieja

Este artículo reporta las entrevistas realizadas en las calles del fraccionamiento Huerta Vieja, así como la descripción del recorrido a La Capilla, pasando por Puerta del Sol y los Olivos. Explora la forma en que fraccionamientos aislados y dispersos construyen poco a poco una identidad. ¿Qué es necesario para que se construya más allá de sus muros?

Nancy

Paracaidismo: Valle de los Sabinos I, II, III, IV / Fraccionamiento los Girasoles

La camioneta de la Ruta 2042 dejó a cada uno de los grupos en distintos fraccionamientos con el objetivo de llegar a la plaza cívica de la centralidad emergente La Capilla. En su recorrido, recabaron información sobre la reproducción social de las personas con las que se encontraron mediante entrevistas.

Notas relacionadas

Habitante de Silos

Corredor Chapala

Día 19 de la Ruta 2042, la visita en los fraccionamientos Silos y los Agaves ha buscado mediante la observación directa y la entrevista, conocer la percepción de los vecinos sobre la calidad del servicio de transporte público de la zona, la relación de la industria con la población asentada sobre el corredor Carretera a Chapala, la disposición y calidad de agua y riesgos antrópicos y naturales que aquejan la centralidad emergente Silos.

Trabajando sobre un mapa

Cuenca de Atemajac

Como parte del proceso de Co-construcción del PDM ruta 2042, se llevó a cabo el 27 de octubre un recorrido por la cuenca del río Atemajac en conjunto con los alumnos de la asignatura Gestión de Cuencas y Territorio del ITESO, impartida por los profesores Hugo de Alba y David Rizo. Anteriormente, se había realizado un recorrido sobre el cauce del río de San Juan de Dios, acompañados por Luis Márquez, especialista en agua y miembro de la organización Agua y Ciudad. 

Laguna de Cajititlán

CAJITITLÁN: Crisis ambiental.

En los últimos años, la Laguna de Cajititlán ganó protagonismo debido a la contaminación hidríca a la que ha sido expuesta, la problemáticas continúan.

Comparte para ayudarnos a construir la ciudad

 

© D. R. 2015 todos los Derechos Reservados IMEPLAN

Aviso de Privacidad Integral