Skip to main content

Style Options

Layout Style

Colors schema

Direction

Oficina : +(52)33-3040-0746 / +(52)33-3040-0747 info@imeplan.mx

ENTREVISTAS

 

Nov 25, 2020

Central Vieja

El transporte foráneo y su impacto urbano.

Equipo: 
Imeplan
2
 

Publicado: 20 Mayo 2019

 

La Ruta 2042 nos llevó a la Antigua Central Camionera, ubicada entre las calles Los Ángeles, Av. Dr. Roberto Michel y la Av. 5 de Febrero, para conocer más acerca de su impacto sobre la movilidad metropolitana y foránea, así como las dinámicas que se han ido desarrollando en torno a este equipamiento de alcance regional.

La central y los viajes.

Primera central camionera del país, La “Central Vieja” empezó a operar en 1955 con el impulso del Gobierno del Estado de Jalisco. En ese año su ubicación era en los límites de la ciudad, ahora está en las inmediaciones del primer cuadro del centro histórico. Su nombre cambió a la Antigua Central Camionera en 1989, cuando se construyó la ahora conocida Central Nueva a iniciativa de la empresa Estrella Blanca, quien la administra hoy en día. Ambas son complementarias, ya que la Central Vieja tiene la exclusividad en las corridas que van a una distancia de hasta 100km de la ciudad.

La administración de la Central Camionera Vieja está a cargo de la Secretaria de Movilidad. Su objetivo es prestar un servicio a los transportistas y pasajeros, un equipamiento desde donde se pueda llegar y partir cómodamente. De acuerdo con Alejandro Salinas, director de la central, el presupuesto es muy limitado, “recortadísimo”. Aunque se cobre a los transportistas por el uso de la central y se obtengan ingresos de la renta de locales al interior y exterior, estos recursos van a parar directamente a Finanzas del Estado y no se quedan para su administración interna, lo que limita la aplicación.

Los destinos de las rutas los proponen las empresas ante la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, se piden un origen, un destino y un derrotero a la empresa. Si las autoridades lo ven viable, otorgan permiso y tarjeta de circulación del camión. No existe un documento que determine la demanda real de los asentamientos que necesitan del servicio.

Alejandro Salinas comenta que, “el turismo no es el común denominador del pasajero sino la clase trabajadora y el estudiantado”, ya que gran parte de los recorridos corresponden a asentamientos que tienen una gran relación con el AMG. Guadalajara y Zapopan no tienen oferta de vivienda, más bien la oferta de vivienda se empezó a dar en Tlajomulco, Tonalá, Ixtlahuacán de los Membrillos, etc.”, sitios donde existen corridas de transporte desde la Central con gran flujo de usuarios. Tal es el caso de un usuario entrevistado durante la jornada, quien vive en la zona urbana de Tonalá, y trabaja en a dos cuadras de la central, como su vivienda está cerca del camino a Zapotlanejo utiliza este transporte para llegar a su trabajo, a pesar de que existen los transportes urbanos (colectivos).

“Aquí la empresa principal es Chapala, que de 10 viajes diarios se lleva 4. Luego el Salto, que se lleva 2, y así se empiezan a repartir las demás, pero ellos son los fuertes, porque es todo lo que se mueve para esa zona”, dice Alejandro. Autotransportes El Salto tiene rutas que prestan servicio a diferentes localidades ubicadas alrededor de la carretera a Chapala y por la carretera libre a Zapotlanejo. Autotransportes Chapala maneja viajes hacia Ixtlahuacán de los Membrillos, El Zapote y El Salto, además de la Ribera de Chapala que genera viajes diarios al AMG. Es el caso de Jorge, que vive en Ajijic y se viene a estudiar en la UNIVA cada día porque la carrera que estudia no existía en Chapala o en sus entornos. Algunos de sus compañeros están en la misma situación.

Por las características de los desplazamientos, el número de pasajes es relativamente constante todo el año. Aunque no hay un registro oficial, a partir de información proporcionada por las empresas, se estima que actualmente 10.000 personas utilizan la central a diario. De acuerdo a información colectada en otras jornadas de la Ruta 2042, esta cifra equivale entre el 55 y el 70% de los desplazamientos diarios que tiene el aeropuerto internacional de Guadalajara. Naturalmente, esta relativa constancia se altera durante las fiestas en algunos pueblos, como la Festividad de Reyes cuando la gente busca ir a Cajititlán, o durante Semana Santa y Pascua que se incrementan los viajes a Talpa de Allende.

En cuanto a los destinos, se puede observar que ciudades medias de la región no reciben viajes que salen de la Central Vieja. Estas rutas se cubren más bien por las empresas que operan en la Central Nueva.

El precio de pasaje se maneja como tarifa abierta, el cual se registra ante la Secretaria de Comunicaciones y Transportes quien establece un tope. “Mientras no te pases de la tarifa tu puedes cobrar lo que tú quieras”, describe el director. A su vez, existen ofertas diferenciadas, dependiendo del tipo de autobús y de si se trata de un viaje directo o con escalas. 

 

4

 

Mapa 1. Ubicación de destinos de la Central Vieja

Fuente: Elaboración propia con datos de la administración de la Central.

 

Los usuarios entrevistados coinciden en que el estado de las unidades no es el óptimo, y que las salidas no son tan frecuentes como les gustaría; en algunas ocasiones tienen que esperar hasta una hora. Además de que las instalaciones de la Central tienen poco mantenimiento, por lo que se percibe como un sitio abandonado y sucio.

Por otra parte, los camiones solo tienen el derecho a estar 15 minutos en el carril de la Central como límite para hacer su descenso y ascenso, el propósito de la Central es ser dinámica, siguiendo la premisa “la central camionera no es pensión”. Para contrarrestar el aparcamiento de camiones se puso una multa de $25 por cada 20 minutos extra que exceden el límite. Sin embargo, de acuerdo a Alejandro Salinas, la mayoría prefiere pagarlo debido a las complicaciones y gastos que implica estar moviendo los autobuses. Asimismo, el reglamento interno de la Central exige a los choferes que registren su entrada y salida, contar con una vestimenta adecuada y hacer uso de las instalaciones de acuerdo a las normas. Además se incluyen revisiones médicas de ser necesario.

Su ubicación le otorga ventajas. Alejandro Salinas no cree que el flujo de personas vaya a disminuir en el futuro. “Estamos a unas cuadras del centro, el tren ligero está por llegar a 4 o 5 cuadras, y está el Macrobús”. En este mismo sentido, el director menciona que las 21 empresas relacionadas a la central se muestran optimistas y tienen una perspectiva de crecimiento.

Por su parte, los taxistas Agustín de la Torre y Salvador Martínez describen que la ubicación favorece a los usuarios ya que les queda cerca del centro y es fácil moverse a donde van. Sus clientes de la central principalmente viajan a los hospitales civiles o al consulado. Estas opiniones contrastan con algunos de los usuarios entrevistados, quienes consideran que la central debería de estar en la orilla de la ciudad, ya que muchos tienen que venir de fuera, tomar el autobús, y salir de la ciudad, generando tráfico y contaminación.

 

2

Imagen 1. Autobuses en andenes de la central.
Fuente: Imeplan, 2018

 

 

 

Tras hacer una evaluación de cómo ha funcionado la Central después de 5 años de experiencia como administrador, Alejandro comenta que está podría ser autosuficiente de funcionar como un organismo descentralizado, capaz de tomar sus propias decisiones y autofinanciarse con los ingresos que genera, y por lo tanto sin generar un costo al gobierno estatal.

De acuerdo con el director, se debe buscar que el edificio se renueve, se modernice y se ponga en funcionamiento (actualmente solo los primeros pisos están ocupados). Además, considera que algunas dependencias de gobierno pueden ubicarse en el equipamiento, logrando asegurar de esta forma un movimiento constante y una reactivación de la zona. Considerando el crecimiento de viajes, “[en la Central] se podría hacer un proyecto para crecer hacia abajo, para un estacionamiento subterráneo de camiones y dejar únicamente ascenso y descenso arriba”. Se trata quizá de la visión más optimista.

 

El entorno urbano.

Las actividades en el entorno inmediato a la Central Vieja son caleidoscópicas: hoteles, boneterías, talleres, refaccionarias, venta de maquinaria agrícola-industrial, tienda de ropa, venta de artículos para el hogar, bares, farmacias, un equipamiento de salud, oficinas públicas, etc…, corresponden a distintas épocas de crecimiento de la ciudad, y naturalmente muchas de ellas están ligadas al uso de la Central. Difícilmente se observan viviendas. 

En los ingresos y salidas de la Central existen algunos comercios ambulantes, principalmente se venden alimentos, frituras y bebidas. De acuerdo con una vendedora, Yuliza Jazmín, funcionan en un horario de 9 a 5 aproximadamente y los principales clientes son usuarios de la Central. La venta de bolillos es icónica en la Central, pero los vendedores José, Patricia y Felipe consideran que el comercio ha venido a la baja, “de 15 comerciantes de bolillo que había, ahora sólo quedan tres”. Consideran que la disminución se ha propiciado por la inseguridad y las obras de remodelación y ampliación de banqueta el ayuntamiento realiza en la zona.

Para uno de los vendedores de refacciones y maquinaria agrícola, el oficio estaba relacionado con los usuarios centrales, ya que las poblaciones foráneas dedicadas al campo, al llegar a la central, podían identificar y conocer las máquinas y servicios que ahí se siguen vendiendo y prestando. Sin embargo, ahora la mayoría de los usuarios de la central es “urbana”, y las ventas tienden a la baja constantemente.

La ocupación en los hoteles es bastante diversa. Fabiola -encargada de atender un hotel-, describe que la mayoría de sus huéspedes no corresponde a población foránea. Considera que se trata de personas de la zona que necesitan hospedarse por unos días. Reconoce que los huéspedes han ido en incremento. Sin embargo, su opinión contrasta con los comentarios de Álvaro, quien considera que sus huéspedes son turistas, los cuales han venido disminuyendo por la inseguridad que se ha incrementado en los últimos años.

 

3

Imagen 2. Calle los Ángeles, afueras de la Central.
Fuente: Imeplan, 2018

 

Los entrevistados coinciden que la inseguridad es una constante. Como suele ser común entre los entrevistados, consideran que uno de sus detonantes es la falta de luminarias. Por otro lado, “la zona comercial funciona de 9 a 6, y como son puros negocios, se pone muy peligrosa en la noche, hay mucha drogadicción e inseguridad”, comenta un vendedor interpelado. “La gente de los barrios no sale después de las nueve por la inseguridad”, dice Guillermo, representante vecinal en la colonia las Conchas.

Guillermo considera que la inseguridad se deriva en gran medida por la venta de autopartes y por el ambulantaje sobre la Calzada Independencia de productos usados; elementos que han cambiado mucho la organización de las colonias. La creación de la Central en su inicio beneficio la zona con la detonación del comercio, pero cuando redujo sus actividades, muchos comercios se abandonaron y los que quedaron no han tenido mucho éxito. De acuerdo a Guillermo, esto ha provocado que exista un abandono de fincas constante.

Una muestra palpable de esta inseguridad es que, en el inicio de sus operaciones, el teatro Diana buscó que el estacionamiento frente a la Central fuera usado para los asistentes al teatro. Bastaron unos cuantos asaltos para que la idea no funcionara. “Para que cambien todo eso es necesario mejorar el entorno: calles, luminarias”, menciona el Director de la Central cuando le preguntamos que debería cambiar.

Guillermo describe que a pesar de que se han hecho renovaciones de las plazas, calles y equipamientos en el vecino barrio de Analco - como la creación del centro cultural-, no ha habido nuevos habitantes. Un proyecto de vivienda propiciado por el ayuntamiento entre las calles Cuitláhuac y 20 de Noviembre nunca se terminó, y ahora está ocupado por “paracaidistas”. Para consolidar la zona como barrios faltan principalmente áreas verdes y canchas deportivas donde los niños puedan jugar, aunque están las áreas del parque Agua Azul son de difícil acceso por estar entre avenidas principales con un alto tránsito vehicular.

Actualmente las banquetas de las inmediaciones de la central se están renovando por el ayuntamiento. En el plan está la ampliación de banquetas y renovación de luminarias, sin embargo, para los taxistas, las banquetas de Av. R. Michel son las que tienen mayor deterioro y no está prevista la renovación. En opinión de los taxistas, así como de Guillermo, la ampliación de banquetas generará más tráfico vial porque se reducirán carriles. También hay que considerar que algunos camiones se estacionan en calles aledañas y generan conflictos porque no son zonas para estacionarse.

 

5

Imagen 3. Ingreso Central
Fuente: Imeplan, 2018

 

Habrá que conocer cuáles son los efectos de esta renovación, si le devuelve al equipamiento el simbolismo que merece por su importancia, y si propicia un cambio en las dinámicas y mejora de la seguridad que permita a la zona ir modificando los padecimientos que tiene.

En fin, el crecimiento de la ciudad ha dejado la Central Vieja en el centro de la ciudad. Durante todo este periodo la metrópoli y la región ha tenido distintos ciclos y esto se ha reflejado en las actividades que están en el entorno. Las obras del ayuntamiento mejorarán el aspecto de la zona y el transitar de los peatones, pero en interpretación de los entrevistados es una zona que requiere más que la renovación de banquetas.

Una intervención de fondo, requiere que el gobierno del estado en conjunto con el municipal, dialogue con transportistas, comerciantes y habitantes, a fin de establecer los ajustes que se requieren, ya que es necesario cuestionar e investigar varios temas, que van desde saber si es pertinente mantener en ese sitio la Central Vieja, hasta como es la relación con las demás centrales foráneas y con el transporte urbano, para así entonces entrar a los detalles y definir el objetivo que la renovación urbana debe buscar.

 

Fernando Orozco Murillo  es urbanista por la Universidad de Guadalajara (UdG), con especialidad en Infraestructuras y Movilidad. Con 7 años de experiencia en la elaboración de instrumentos de Planeación del Desarrollo Urbano. Actualmente es Coordinador de Proyectos en Imeplan.

Malou Charenton es Ingeniera en Sistemas Urbanos por la Université de Technologie de Compiègne (Francia). Llegó en el AMG de intercambio en julio, le fascinó el país y eligió seguir con su experiencia mexicana en IMEPLAN. Le gusta moverse por la ciudad buscando cultura y arte. Ha trabajado en obras y despachos de arquitectura y urbanismo promoviendo la participación ciudadana. Colaboradora de proyectos IMEPLAN.

Ruta 2042

Ftoo espacio publico

Alternativas para la prestación de servicios.

La visita al fraccionamiento “Senderos de Tesistán” tuvo como finalidad observar y evaluar un desarrollo habitacional administrado a través de la figura denominada: “Hipoteca con servicios”, que oferta el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) y tiene como objetivo la conservación de las áreas comunes del conjunto habitacional.

calle con flores

Colonia Ferrocarril.

Hace más de 40 años se establecieron en la colonia Ferrocarril de Guadalajara alrededor de 200 familias Mixtecas provenientes del Estado de Oaxaca.

Reunión en casa comunitaria

El urbanismo es útil sólo si le sirve a la gente.

Con motivo del Urban Thinker Campus organizado por el Imeplan en colaboración con ONU Hábitat en 2017, Line Algoed y Félix Colón compartieron la experiencia del Cabo Martín Peña. En el mismo contexto, Line participó en un panel de debate sobre la informalidad. Finalmente, junto con Techo, Line y Félix, recorrimos la colonia 5 de noviembre.

Comparte para ayudarnos a construir la ciudad

 

© D. R. 2015 todos los Derechos Reservados IMEPLAN

Aviso de Privacidad Integral